4 de julio de 2018

LOS SUAVES - ESE DIA PIENSA EN MI (1988)




Estamos ante la consagración definitiva de un fenómeno que traspasó las fronteras de lo meramente musical, de toda una leyenda dentro y fuera de los escenarios como fueron Los Suaves. Tras cuatro años de silencio discográfico, debido a diferentes peripecias, los gallegos regresan y, esta vez sí, para quedarse para siempre en nuestros corazones (de Rock 'n' Roll). 
Con la entrada del guineano Hermes Alogo (R.I.P.) a la guitarra solista, y el asentamiento definitivo de Montxo Costoya a la rítmica, la banda por fin empieza a dar solidez y empaque a su sonido.
Sus conciertos comienzan a ser auténticos rituales en los que la simbiosis entre banda y público es única en el mundo, repito: única en el mundo. Las grandes bandas que todos sabemos pueden tocar en inmensos estadios repletos de miles y miles de personas, pueden llevar el escenario, sonido, pirotecnia y demás parafernalia más espectaculares del planeta, pero nada iguala a un sencillo y humilde concierto de Los Suaves en cualquier sala de cualquier pueblo.

Y el que haya asistido a uno de ellos lo sabe. Se llama Magia. La Magia que se  manifestaba en cada acorde, cada frase, cada punteo, en cada silencio. Aunque por esta época los conciertos empezaron a ser cada vez menos humildes y las salas más grandes.  No eran originales, no eran virtuosos maestros instrumentistas, no eran extraordinarios músicos ni intérpretes, ni siquiera eran guapos, pero eran Los Suaves. Y en este álbum, por fin, aflora todo. La lírica de Yosi es impresionante, emocionante, empática, dejando traslucir una nostalgia, melancolía y tristeza en casi todos los temas que paradójicamente son un bálsamo para el alma. 
Y sí, sin duda llegará ese dia, en el que guardaremos recuerdos en el fondo del arcón, junto a la suerte negra; conoceremos a Dolores, que se llamaba Lola; atraparemos el viento, llevaremos a casa el mar, nos preguntaremos qué haremos con las guitarras si matan al Rock And Roll, quizás mientras escuchamos algo de Thin Lizzy, y a pesar de todo, reiremos sin saber por qué, y cuando sólo pensemos en dormir, tomaremos un camino de una dirección. Alguien habrá que piense en nosotros...

https://es.wikipedia.org/wiki/Ese_d%C3%ADa_piensa_en_m%C3%AD

https://mega.nz/#!ho4hxCaL!5WYE-stqOwMhBLOhpqE64hUbDmYOaTbnDlEsqucNqfA

http://www.datafile.com/d/TWpjNU9EYzFPRE0F9/Los Suaves - Ese Día Piensa en Mí (1988).rar

http://tadown.com/fs/bc6e5nctbi6n0e4la0/







27 de mayo de 2018

LOS SUAVES - FRANKENSTEIN (1984)





El segundo trabajo de los dioses gallegos del Rock es para muchos su peor intento, un paso atrás. Seguro que no es el mejor, eso sí, pero hay que decir que Los Suaves nunca han hecho nada 'peor', y no han retrocedido ni para coger carrerilla. Si 'Esta Vida...' les sirvió para entrar en el mercado discográfico, 'Frankenstein' les sirvió para seguir golpeando antes de que el hierro se enfriase demasiado, pues la fragua estaba aún tibia. A mí al menos me da la impresión de que fue publicado con cierta prisa por ese motivo. Tal vez musicalmente haya un par de temas mas flojillos, como 'No llores más por mí' o 'Sospecho', pero también hay obras magistrales como 'Una ciudad llamada perdición', 'Cuando la música termina', 'Tocando Fondo' o 'Por las noches'. El equipo de producción y los estudios de grabación fueron los mismos que los de su debut, así que los cambios son mínimos, salvo la entrada de los guitarristas Pepe Losada y el entrañable Hermes Alogo, para acompañar a uno de los mejores guitarras rítmicas de esta país, Montxo Costoya (sí, durante un breve tiempo tocaron con tres guitarras, cuatro si contamos a Yosi, que ocasionalmente también la tocaba), en sustitución de Angel Ruiz, y del batería Tito 'Canolas' por el 'tercer hermano' Javier Domínguez y 'el otro Costoya', Carlos, que se habían repartido las labores percusivas en el anterior L.P. El hierro se iba forjando poco a poco. Lo dicho, un par de temas por debajo de la media, algo corto de duración (33 minutillos), pero el resto, soberbio. Como siempre. Este disco no tiene ese estatus de clásico que tienen 'Esta vida...' ni el siguiente 'Ese día piensa en mí', pero sí posee algo imprescindible: el alma y la esencia única y seductora de Los Suaves, que sabían transmitir como nadie. Y además, afirmó a Los Suaves como banda que iba en serio, nos confirmó que Yosi es un gran letrista y nos permitió seguir disfrutando de su fenomenal música. A lo mejor en el título está la clave para comprender este trabajo: Un descomunal monstruo que genera una sutil y extraña atracción, incomprendido, imperfecto, sobrecogedor, pero sobre todo con buen corazón y buenas intenciones... Sólo hay que darle otra oportunidad, con calma, sin prejuicios, y verás como descubres su belleza oculta.

'...las olas se lo llevaron enseguida y se perdió, a lo lejos, en la oscuridad de la noche...'

13 de mayo de 2018

LOS SUAVES - ESTA VIDA ME VA A MATAR (1982)






Los Suaves... qué decir a estas alturas de la mítica banda ourensana... Más que una banda, toda una institución, un trozo de historia del Rock Duro nacional sin el cual ésta estaría incompleta. Ningún grupo ha conseguido lo que han conseguido ellos, y no me refiero a ventas (que también), sino a ese cariño y admiración, incluso adoración, que transciende el aspecto puramente musical. La sencillez, la cercanía con los fans, la honradez, la honestidad, la familiaridad. Letras sobre la vida real, cotidiana, la tuya y la mía ('Siempre Igual', 'Sin Empleo', Mártires del Rock And Roll')... todo en ellos ejercía una atracción irresistible para esos chavales de barrio que en los años 80 comenzaban a intercambiar los primeros golpes con la vida. Eran el espejo en que mirarse. La banda sonora de esas noches inolvidables con los colegas, de los momentos felices y de los tristes. Principalmente gracias al carisma de Yosi Domínguez, cantante, guitarra, compositor y alma del grupo, que junto a su hermano Charly, el bajista,  fundaron Los Suaves en 1979,  fueron sorteando las inevitables y múltiples dificultades en el camino de cualquier grupo de Rock en este país con una ilusión y una energía imparables, hasta convertirse en leyenda tras alcanzar las puertas del éxito al telonear a los Ramones en A Coruña. Puertas que traspasarían para no volver atrás. Respecto a la música, este debut contiene himnos clásicos inmortales patrimonio de la humanidad como el tema que abre el disco, 'Peligrosa Maria'; la ya mencionada 'Siempre Igual' o el tema-título, con el resto de temas siguiendo una línea de Rock Duro simple, primitivo, pseudo-punk incluso a ratos, pero electrizante y cargado de energía y vigor. Lógicamente, lo mejor estaba aún por venir, sobre todo a raíz de la entrada del guitarrista Alberto Cereijo en 1989. Pero en esta época la formación, aparte de los mencionados hermanos Domínguez, la completaban Moncho Costoya a la guitarra rítmica, Angel Ruiz guitarra solista y Carlos Costoya y Javier Domínguez (también hermano de Yosi y  Charly), baterías. Esta fue la primera piedra de una obra colosal e insustituible de la que nadie, absolutamente nadie, puede renegar. El comienzo de algo grandioso.

http://lafonoteca.net/grupos/los-suaves

https://ufile.io/y3vq6

https://gavitex.com/share/d1iz8obpr

http://depositfiles.com/files/evzw2cc96




26 de abril de 2018

NECRONOMICON - ESCALATION (1988)





Con una portada más propia de un álbum de Power Metal se presentaba el tercer engendro de los thrashers germanos liderados por Volker Fredrich. El cambio en el arte de la tapa no se traduce en el interior, en la música. 
Necronomicon son como una bestia antediluviana prácticamente reacia a evolucionar, dueña y señora de su pequeña porción de territorio, que domina con férrea autoridad. Un territorio abrupto, casi yelmo, inhóspito y hostil. Todo aquél que ose traspasar sus límites será tarde o temprano devorado por sus sanguinarias y poderosas fauces. Sin tomar prisioneros. 
Agresiva y veloz a pesar de su volumen mastodóntico, camina sin inmutarse entre cadáveres putrefactos de congéneres que mostraron en su dia mayor brillantez. 
Pero esa bestia llamada Necronomicon mostró un arma invencible que le permitió llegar hasta nuestros días incorrupta e ilesa: la adaptación a ese medio.  Ese medio, ese territorio, no es otro que el Thrash Metal.  En su versión más primigénea y troglodita, áspera y ruda, como un papel de lija restregado sobre la piel de un recién nacido (no en vano comenzaron haciendo Punk), con una producción paleolítica, que otorga a los viscosos y broncos riffs y a la seca voz de Fredrich y compañía un aire tosco y furioso. 
De la misma familia que Sodom o Destruction ('Skeletal Remains'), Necronomicon nos obsequiaba con un trabajo cabal, austero y cumplidor, de factura impecable en su contexto de Thrash desaliñado y violento.  
Por cierto, el bajo corre a cargo del propio Fredrich y del otro guitarrista,  Jürgen 'Jogi' Weltin, al haber dejado la banda el bajista Lars Honeck. Los parches son impiamente aporreados por Axel 'Strickstrock'. 
Ya sabéis, THRASH CULT!!!.

https://www.metal-archives.com/albums/Necronomicon/Escalation/7145

https://www104.zippyshare.com/v/ZZDcXQhk/file.html

https://ulozto.net/!xRS2JIIPNAlc/necronomicon-escalation-1988-rar

http://tadown.com/fs/3cde3ndtai1ncebla9/

29 de marzo de 2018

NEON CROSS - TORN (1995)






Suele ser buena costumbre tomar distancia y observar las cosas con perspectiva, porque a veces el bosque no nos deja ver los árboles ¿o era al revés?. He de decir que no los conocía más que de oídas, de algún video en youtube y poco más. 
Por azares del destino cayó en mis manos este disquillo y después de un par de escuchas, no puedo compartir las críticas que he leído por ahí. ¿Influencias grunge?!... . Las modas pueden arrasar hasta a los oídos más sabios...Decía lo de la perspectiva porque es un disco de Heavy Metal 100%, a mi humilde entender, al que el tiempo ha dado la razón. Ha envejecido estupendamente, y ahora es una cata de lujo, aunque nadie dio un duro por ella en su día. Es más, la confundieron con otro caldo de peor sabor. 
Me temo que por aquella época nos volvimos todos un poco sordos, y no supimos ver señales como la que supone 'Torn' alumbrando cual faro bajo la tormenta el camino del buen Heavy Metal. A mí me parece un disco bastante potable, se nota que está hecho a conciencia, con cariño... y las canciones son verdaderamente notables. 
¿Desde cuándo en el grunge podías escuchar un sólo solo de guitarra decente? (indecente alguno hay). 
El descarado parecido a Led Zeppelin en 'Seasons Of Change', el A.O.R. de primera calidad en ''81', los guitarrazos de 'Spinning' o 'Backlash', la fuerza que destila el riff de 'Videosmut', esos solos sin guitarra rítmica, con una base precisa y potente martilleando sin piedad, esa producción áspera y primitiva... en fin, detalles que ahora me parecen vacilones y poderosos,  me inclinan a pensar que estamos ante una de esas obras víctimas de su tiempo.
 Nacidas en una época equivocada.
Supongo que a estas alturas estamos libres de prejuicios a la hora de echarle una escucha a cualquier cosa grabada a mitad de los noventa, así que lo mejor que puedes hacer es liberar espacio en tu mente y abrir bien las orejas, 'Torn' lo merece, es una escucha altamente gratificante. 
Cuestión de fe.




15 de marzo de 2018

NAZARETH - RAZAMANAZ (1973)





Tras dos humildes y tímidos intentos de hacerse oir, en el año 1972 Nazareth actúan como teloneros de Deep Purple en algunas fechas, lo cual les permite entablar amistad con Roger Glover, que les produce su siguiente disco, Razamanaz. Coincidencia o no (yo creo que no), lo cierto es que este trabajo representa un punto de inflexión en la trayectoria de los escoceses. 
Dejan de lado, al menos por un tiempo, los devaneos folkies y las guitarras acústicas y endurecen considerablemente su sonido, pasando a practicar un Hard Rock mucho más enervado y robusto, de patrones clásicos, en  el que se pueden apreciar similitudes con otras bandas contemporáneas como Led Zeppelin, obviamente Deep Purple ('Too Bad, Too Sad', 'Night Woman') o incluso Black Sabbath, en uno de los temas más oscuros que hayan grabado nunca, 'Sold My Soul', un tema verdaderamente excepcional en toda su discografía. 
También siguen haciendo ofrendas en el altar del viejo blues con una versión de Woody Guthrie,'Vigilante Man'; el tema-título es pura contundencia rockera; 'Broken Down Angel' cierra el disco dejando el listón en todo lo alto... En definitiva, un disco total. Un clásico inmortal. 
Y nótese que digo similitudes y no influencias. Nazareth han sido referencia y espejo donde se han mirado muchas bandas que vinieron después, y siempre han tenido sonido y personalidad propios. Siempre han ido a su puta bola, vamos, lo cual les hace más grandes si cabe. 
Manolo Charlton es un guitarrista versátil y muy solvente, al igual que la imponente base rítmica conformada por Peter Agnew al bajo (simplemente genial) y Darrel Sweet (R.I.P.), cuya labor a la batería es fabulosa. Y qué decir de ese impresionante voceras... 
Inamovibles, eternos, fascinantes, con 'Razamanaz' se iniciaba la etapa apoteósica de estos cuatro entrañables pájaros. ROCK AND ROLL!!!

24 de febrero de 2018

ÑU - FUEGO (1983)






"He vivido largo tiempo sin mandar ningún mensaje, 
he aguantado frío, soledad y frustración. 
No he venido a batirme, ni tampoco sólo. 
He encontrado una razón para rebatir.
Y ahora dime quién te ha mentido, 
¿Quién te ha contado que esto se acabó?. 
He estado lejos pero tú en mi recuerdo, deseando estar cerca de ti. 
Más duro que nunca tú me has hecho sentir. 
Más duro que nunca tú me haces vivir. "

https://www.metal-archives.com/albums/%C3%91u/Fuego/60260

https://ufile.io/wsv5a

http://www.gigasize.com/get/ctdv1gd6jnd

https://www.sendspace.com/file/ovpazo

11 de febrero de 2018

OBSESSION - CARNIVAL OF LIES (2006)






El álbum de regreso del poderoso combo estadounidense que alumbró dos pedazo de discazos en los 80, contaba tan sólo con el voceras Vescera y el percusionista Jay Mezias como remanentes de aquella época, pero hay que reconocer que los nuevos miembros involucrados para este trabajo (los guitarristas John Bruno y Scott Boland más el bajista Chris McCarvill) no deben envidiar nada a la anterior formación. Grabado en casa del propio Vescera, quizá la producción es algo mejorable, sobre todo el sonido de la batería, que queda enterrado bajo el aluvión decibélico-guitarrero y por supuesto de la voz. Aparte de esta nimiedad, 'Carnival....' es un disco sin 'peros'. A pesar de que habían pasado casi 20 años desde aquél maravilloso 'Methods Of Madness', Vescera y sus secuaces seguían impresionando con su Metal sin ambages, sin concesiones a la galería innecesarias, sólo Metal puro y duro, granítico, intenso y demoledor. Una vergüenza que no gozase de la promoción merecida, pero en fin, ya estamos acostumbrados a que obras de arte de este calibre pasen casi desapercibidas. Vitamina metálica se llama esto.

https://www.metal-archives.com/albums/Obsession/Carnival_of_Lies/119076


http://www.filefactory.com/file/jc02v3o1bcl/Obsession_-%20Carnival%20Of%20Lies%20%282006%29.rar

http://www.mediafire.com/file/y7gtj2f8mtd33r2/Obsession%20-%20Carnival%20Of%20Lies%20%282006%29.rar

http://depositfiles.com/files/g7ul2asov

4 de febrero de 2018

LED ZEPPELLIN - III (1970)





Aunque el difamado tercer álbum de Led Zeppelin sigue provocando divisiones hasta el día de hoy, ahora se acepta ampliamente que, después de todo, no fue producto de un desvanecimiento cerebral colectivo o un extraño episodio de esquizofrenia dentro de la banda. La percepción persistente de este como un álbum acústico es también una visión inexacta y simplificada.
Pero es fácil entender cómo pueden surgir conceptos erróneos, especialmente cuando se lanzó por primera vez. El éxito de sus dos primeros álbumes (I, II) había transformado a Zep en la banda más grande del mundo. No es sorprendente, entonces, que su decisión de cambiar radicalmente la táctica cause confusión y consternación. Donde I y II eran ejercicios de blues-rock con adornos acústicos y folklóricos, III era esencialmente lo contrario. Los adornos y el bordado se convirtieron en el foco central. Gran parte del álbum fue escrito en una cabaña remota en Snowdonia llamada Bron-Yr-Aur, después de una extensa gira por los Estados Unidos. La cabaña no tenía electricidad, lo que alentó a la banda a explorar su lado más suave y pastoral. Que los resultados originalmente se encontraran con una respuesta crítica tan tibia fue injusto, aunque predecible. Las presentaciones acústicas de muchas de las canciones siguen engañando a los que casualmente omiten el álbum solo para asegurarse de que no les gusta tanto como otras personas dicen que debería. La realidad es un poco diferente. Irónicamente, dada la sensación de tranquilidad general del álbum, III presenta uno de los momentos más descaradamente salvajes de la banda. The Immigrant song, con su riff estridente y tema machista, es proto-heavy metal en su mejor momento. El monumento al blues de Since I've Been Loving You y el toque de That's the Way o Gallows Pole son otros destacados claros que han ganado su lugar en cualquier colección original. Por otra parte, el melancólico rock folklórico de esa joyita llamada Tangerine (que podría haber firmado perfectamente Ian Anderson...) refuerza lo que es, según todos los cálculos, un trabajo subestimado. Los genios siempre fueron incomprendidos.




28 de enero de 2018

VIRGIN STEELE - LIFE AMONG THE RUINS (1993)





Toda banda con una trayectoria medianamente extensa e importante debe poseer en su discografía al menos un disco 'maldito' o proscrito o denostado. Es el caso de la quinta criatura de De Feis y cía. 'Life Among The Ruins' es un disco, digamos, especial dentro del catálogo de los neoyorquinos. Por varios motivos. Los cuatro primeros trabajos habían conseguido atraer una legión de fans numerosa, sólida y leal, gracias al estilo épico y 'barroco' desarrollado en ellos, y habían servido para labrarse una muy buena reputación. Tras este deslumbrante arranque, se produce un paréntesis de 5 años, provocado por problemas de management y otras zarandajas, aunque Virgin Steele nunca dejó de existir ni de tocar en directo, pero sí es cierto que no publicaron nada nuevo entre 1988 y 1993. Y por fin llega el ansiado y anhelado nuevo disco de los Virgin y... los más acérrimos aficionados se quedan estupefactos al comprobar que se ha cambiado la épica por la lírica, la espada por rosas con espinas. Las feroces críticas se ceban y los gritos de ¡Traición! retumban en las calles. Pero era sólo un espejismo. ¨Life...' es un disco único precisamente porque es muy diferente a lo que habían hecho hasta entonces y también a todo lo que harían después. Es sólo un pasaje transitorio hacia cielos más brillantes. Y dicho todo esto... ¿significa esto que es un disco malo o mediocre?. La respuesta es no. Aquí los Virgin... desarrollan un estilo algo más accesible al gran público, Hard Rock bluesero de excelente factura, algo similar a lo que hacían Whitesnake por aquella época, por poner sólo un ejemplo, con abundancia de medios tiempos y melodía a raudales. La producción es, como de costumbre, excelente y la calidad y el genio único de De Feis, Pursino, Ayvazian y el nuevo bajista, Rob DeMartino, está fuera de toda duda. Visto en perspectiva, fue una jugada maestra para poner a la banda en escena tras ese paréntesis, un disco-puente que marca la frontera de una primera etapa y el inicio de una segunda donde mostraron ya sin trabas todo su potencial. Un comienzo del camino hacia la gloria.