24 de julio de 2016

DIAMOND HEAD - DEATH & PROGRESS (1993)





'The dogs are howling
And the night is 
black enough to touch...
So hold up that fire
burning flame of love...
And when the 
darkness comes
Like it does... for us all...
You better run... To my world'

9 de julio de 2016

CARNIVORE - CARNIVORE (1985)





Este trio de guerreros termonucleares supervivientes del holocausto nuclear liderados por el carismático Peter Steele (R.I.P.), junto al guitarrista Keith Alexander (R.I.P.) y el batería Louie Beateaux publicó tan solo dos L.P's, pero fueron dos verdaderos hitos en la incipiente y siempre fértil escena underground neoyorquina, en la vena de gente como Nuclear Assault, S.O.D...
Uno de esos discos de culto que resisten el paso del tiempo aun sin ser auténticos clásicos, pero que tienen esa etiqueta de 'discos que influenciaron a las bandas que vinieron después'. Y es que en Carnivore podemos disfrutar de una mezcla semi-caótica de diferentes estilos: Hardcore, Punk, Thrash, algo de doom, crujientes riffs, atronador bajo, creativa percusión... todo metido en la batidora de la violencia sonora y la energía desatada sin control junto con un toque de humor negro en las letras y una puesta en escena histriónica y... adelante sin miedo. Por eso, Carnivore, como banda y como álbum, entra dentro de esa categoría antes descrita, aunque no sean el paradigma del virtuosismo. Provocadores y arrolladores, arrogantes y potentes, Steele y los suyos devastaron y aterrorizaron al mundo con sus dos bombazos, empezando por este. Un disco de los que hay que tener sí o sí.




1 de julio de 2016

FAITH AND FIRE - ACCELERATOR (2006)





Proyecto de 'supergrupo' que no pasó de este único disco publicado, formado por dos ex-músicos de los grandísimos Riot: el fenomenal cantante
Tony Moore y el guitarrista Mike Flyntz, además del bajista Danny Miranda, que tocó con Blue Oyster Cult o Paul Rodgers, y el batería John Miceli (Ritchie Blackmore's Rainbow, Meat Loaf...). No se trata de otro 'Thundersteel' o 'The Privilege Of Power', esas dos joyas de Riot en las que cantaba Moore, sino que en Faith And Fire se levanta el pie del acelerador (irónicamente, pese al título del disco). No faltan las guitarras pesadas y creativas de Flyntz y las voces de alto registro de Moore, pero Faith And Fire se basan en el estilo más tradicional del Hard Rock, evidentemente ´metalizado', pero con cierto sabor añejo a las viejas bandas de los '70, combinado con toques más modernos. Un trabajo que por alguna razón que se me escapa no llegó a cuajar, y que acabó con el regreso de Flyntz a Riot (desgraciadamente ya sin el añorado Mark Reale). Y eso pese a ser 4 grandes músicos, que nos presentan aquí un trabajo bien madurado, sobrio y con oficio, en el que se nota el dominio del fondo y la forma de un cuarteto experimentado y cuya valía está más que demostrada. Pues nada, a disfrutarlo.


http://www.metal-archives.com/albums/Faith_and_Fire/Accelerator/118494


http://www115.zippyshare.com/v/GK1Puc7U/file.html

http://dix3.com/fs/2cbe2nct6ibn1e6la0/

18 de junio de 2016

FAIR WARNING - FAIR WARNING (1992)






El grupo alemán Fair Warning se forma en 1991 a partir de la unión del vocalista Tommy Heart y el bajista Ule W. Ritgen. Ambos tenían ya
experiencia en anteriores bandas. El primero con V2, y el segundo con los hermanos Roth, Zeno y Uli Jon. Con la adición de los guitarristas Helge Engelke y Andy Malecek (S.A.D.O.) y del batería C.C. Behrens, fichan por WEA y triunfan del tirón con éste su primer lanzamiento. En Japón se convirtieron rápidamente en dioses. Musicalmente hablamos del lado más suave, melódico, edulcorado y aterciopelado del Hard Rock, pudiendo llegar a ser algo empalagoso en algunos momentos, aunque esto último, claro está, es una cuestión de gustos personales. Todo muy políticamente correcto, estos chicos son los novios que toda madre desearía para su hija. Apuestos, moderadamente ricos y razonablemente famosos (a partir de este disco), y sobre todo, muy buenos músicos ( a destacar los deliciosos solos de Malecek, todo un hacha). Te pueden gustar más, menos, poco o incluso odiarlos, pero lo que es indiscutible es la inmensa calidad como músicos de estos tíos. Un álbum que confirma al 100% aquello de que hasta el heavy más rudo tiene su corazoncito y de vez en cuando se pone sensible y tierno. Para esos días 'tontos'...




13 de junio de 2016

FAITHFUL BREATH - FADING BEAUTY (1973)





Curiosa trayectoria la de esta banda germana formada en 1967. Comenzaron haciendo Rock progresivo, durante los 80 endurecieron considerablemente sus sonido, pasando a practicar Heavy metal y después, en 1986 cambian de nombre a Risk y se ponen a tocar Thrash Metal, hasta que se separan en 1993. A eso se le llama adaptarse a los tiempos, sí señor. Su debut fue este 'Fading Beauty', que es el paradigma de su primera época (lógicamente, si es su primer trabajo publicado...). Os lo resumo rápidamente: 45 minutos de duración repartidos en... 3 temas, que en realidad son sólo 2. Autumn Fantasy, una 'suite' dividida en dos partes, Fading Beauty y Lingering Cold, es una instrumental más progresiva que rockera. Pausada, melancólica, reposada, con una melodía que acaricia suavemente, donde las típicas variaciones progresivas son conducidas principalmente por los teclados de Manfred Von Buttlar, cambios de ritmo inesperados y sorprendentes, una base rítmica (Horst Stabenow, bajo y Jürgen Weritz, batería) lo suficientemente creativa para este tipo de música, que cumple su papel de dar fondo, sustento y relieve a los no excesivos devaneos instrumentales de teclas y guitarra, y en general, una atmósfera onírica que hace que sus casi 23 minutos de duración se pasen 'volando', tal vez por no ser demasiado 'barroca', sino más bien simple y sencilla en proporción a su duración. Después de ese vuelo sin motor viene Tharsis. Algo más animada, tampoco demasiado, es otro ejercicio de amplios desarrollos instrumentales, esta vez con algo más de relevancia por parte de la guitarra de Heinz Mikus, que fue el guitarrista y principal líder de las diferentes encarnaciones de la banda hasta los últimos días de Risk y que además nos canta y cuenta una historia alucinante acerca de un pájaro gigantesco procedente del espacio, llamado Tharsis, que viene a destruir la tierra (jodeeer...). En fin, un despliegue muy mesurado y contenido, casi minimalista, sin grandes alardes, de progresión rockera, que marcó la línea de salida de una banda llamativa por su camino recorrido. El génesis de lo que vendría después, con disfraces de bárbaros incluidos...


http://www.metal-archives.com/albums/Faithful_Breath/Fading_Beauty/5233

https://www.solidfiles.com/v/8N2eRQjymxgmX

https://www.sendspace.com/file/byo0an

3 de junio de 2016

ELF - CAROLINA COUNTY BALL (1974)





Si no fuese por el inmenso carisma y reconocimiento de Nuestro Señor Ronnie James Dio, Elf hubiese sido una banda más de esas que pasan sin pena ni gloria por los escenarios y los altavoces del mundillo del Rock. Pero daba la casualidad de que ese canijo cantante, antes de convertirse en uno de los Dioses del Metal, ya hacía de las suyas en la susodicha formación. Y el caso es que escuchándolos no te imaginarías todo lo que vino después... pues lo que Elf proponían no era ni más ni menos que música ligera, Rythm'n' Blues, Rock'n'roll de garito, de piano juguetón, de guitarra vacilona, de ritmos casi bailables, de pasar un buen rato. De sobra es conocida la trayectoria de la banda, debido como digo a la trayectoria de su cantante, así es que creo que aquí casi que sobran las palabras, simplemente se trata de disfrutar de un rato de 'buen y viejo Rock'n'Roll'...


2 de junio de 2016

FATES WARING - NO EXIT (1988)





Este fue el cuarto álbum de estudio de Fates Warning y el comienzo de una transición importante para la banda. Con la salida del vocalista/letrista John Arch, los muchachos de Connecticut inscribieron como nuevo cantante a Ray Alder. 'No Exit' es, con mucho, el trabajo más pesado (léase Heavy) de Fates Warning. Pero con un matiz muy importante: contiene un tema que desvela el camino seguido por la banda de aquí en adelante. La primera mitad del álbum es sencilla y contundentemente Metal, de pura cepa, que se podría definir incluso como 'Thrash progresivo'. Aresti y Matheos nos regalan los oídos con una serie deliciosa de fenomenales y cañeros riffs y emotivos solos, uno tras otro, y nos machacan sin piedad alguna, acompañados del magistral Steve Zimmermann y del efectivo Di Biase en la base rítmica, mientras Alder demuestra que su elección como sustituto de Arch fue un acierto. Fates Warning siguen en plena forma y su talento e inspiración no desciende para nada con respecto a su maravillosa trilogía editada hasta ese momento. Pero es en la segunda mitad del álbum donde se produce el giro, la metamorfosis que ya no tendría marcha atrás. El quinteto se descuelga con un tema de veintitantos minutos de duración, dividido en 8 partes, que se revela como un ejemplo real de cómo escribir una canción de metal a gran escala sin aburrir. Fluyen las atmósferas, pasamos de la tormenta a la calma y la épica lo envuelve todo. Comentar en este punto que 'No Exit' es un álbum conceptual, que habla de la dicotomía entre los sueños y aspiraciones que todos tenemos y la fría y cruda realidad de la vida. En resumen, tanto si se prefiere el sonido temprano más duro de la banda o las grabaciones posteriores más progresivas y accesibles, 'No Exit' es esencial para la comprensión de la transición de uno a otro estilo. Maravillosamente edificante.

http://www.metal-archives.com/albums/Fates_Warning/No_Exit/3411

http://www.datafile.com/d/TVRnNE5EQTVOREEF9/Fates Warning - No Exit (1988).rar

http://depositfiles.com/files/m0b5nb4l6

.

22 de mayo de 2016

ELEGY - LABYRINTH OF DREAMS (1992)





Uno de esos desconocidos grupos que formaron el núcleo de los pioneros del género del power metal progresivo fue, sin duda Elegy. Banda holandesa que publicaron nada menos que 7 álbumes. Su estilo es similar a los más famosos del género, es decir, Dream Theater, pero algo más cañeros, con una segunda guitarra y menos teclados, generando en su música más garra y energía que los estadounidenses.
Todo comenzó en 1986, cuando los dos guitarristas, a saber, Hank van de Laars y Arno van Brussel formaron la banda, junto al bajista Martin Helmantel. Después de un año de gira y grabando juntos material para el primer disco llegó el momento para el primer cambio en la banda. Aparecieron Ed Warby a la batería y el cantante Eduard Hovinga, vocalista de amplia escala. Pero en este álbum de debut, lo que más destaca sin duda es el virtuosismo de los dos hachas. Dos auténticos 'shredders' o como se diga. Los temas son variados, dinámicos, jugando con los tempos, acelerando y frenando alternativamente, creando atmósferas y texturas seductoras, melodías elaboradas, todo ello llevado a cabo con cierta maestría y solidez. Un disco que suena bastante original en su estructura, a pesar de las obvias referencias a Dream Theater. Un trabajo de alta clase, es una pena que a veces carecen del fuego de una sorpresa. Como en casi todo estreno, el potencial no se desarrolla plenamente, pero este primer álbum de Elegy es sin duda una pieza de música valiosa que ayudó a crear el círculo del power metal progresivo, del cual fueron uno de los más valiosos abanderados. Muy recomendables.



13 de mayo de 2016

BATTLEZONE - CHILDREN OF MADNESS (1987)




Mister Di'Anno, que quería pasar página después de su forzado exilio de Iron Maiden, después del desastre que supuso su primer disco en solitario y después del plan fallido de 'Gogmagog', parecía que iba a encontrar algo de estabilidad con sus Battlezone. Tras publicar Fighting Back, y un tour por Estados Unidos, Graham Bath (Persian Risk) sustituyó a John Hurley en la guitarra y Steve Hopgood a Sid Falck en la batería. El resto de la banda seguía compuesto por John Wiggins (Tokyo Blade) a la otra guitarra y Pete West al bajo.
Si reparamos en los grupos de los que provenían los dos guitarristas encontraremos la clave de lo que este disco es. Tokyo Blade y Persian Risk. Más Iron Maiden. Tres elementos que mezclados dan como resultado... Children Of Madness. El aspecto más vigoroso de los Maiden, junto al más melódico de Persian Risk, y la energía de unos Tokyo Blade. Una amalgama que resulta como mínimo entretenida, donde encontramos a un Di'Anno en buena forma, como siempre, reminiscencias de la NWOBHM (cómo no), Heavy Metal directo y simple, y los toques justos de melodía fluctuando en las ondas, incluso algún amago glam-aor, de todo un poco, en fin. Un disco completito, apañado y que pasa el corte con buena nota, dada la calidad de sus músicos. Lo de la estabilidad que decíamos al principio es otra historia...


http://www.metal-archives.com/albums/Battlezone/Children_of_Madness/534068

http://turbobit.net/380wbj568ev2.html

http://hitfile.net/BhnNF7b


http://ulozto.net/xwwcpc2D/battlezone-children-of-madness-1987-rar


8 de mayo de 2016

DIAMOND HEAD - CANTERBURY (1983)





Extraño. Es el adjetivo que me viene a la cabeza tras cavilar un poco acerca de esta banda en general, pero, más que nada, sobre este disco. ¿Por qué una banda de indudable y extraordinario talento es capaz de publicar dos memorables obras de arte, que son de lo mejor que se ha publicado nunca en su contexto, y, de repente, tras lanzar 'Canterbury', son linchados, humillados y hasta vilipendiados por la misma gente que hasta entonces, sólo un año antes, los adoraba?. Jamás se vio un ascenso y caída tan vertiginosos y brutales como los de Diamond Head...Bien, escuchemos ese tercer disco. Será que se han pasado al Jazz (zzzzzzz)...
Pues no, amigos. Resulta que ese tercer disco es un disco mucho más que aceptable. No voy a decir que sea un 'diamante' como lo fueron 'Borrowed Time' o 'Lightning To The Nations', ni que sea un trabajo de esos realmente sobrecogedores, históricos, eternos, etc, etc... pero es un disco muy, muy potable, disfrutable, e incluso inspirado. ¿Qué pasó?... pues que Tatler y Harris optaron por sacar a la luz un disco más ecléctico, introvertido, personal y, qué sé yo, digamos... extraño... en el que exhiben de nuevo su enorme talento, alternando temas un poco más comerciales con otros de aire más épico y progresivo. Tal vez el punto más débil sea la producción. Hay una serie de adjetivos que podrían describir 'Canterbury', basados en la interpretación de la música y la insistencia de la banda en cambiar su sonido tan drásticamente; valiente, experimental, progresivo o incluso ingenuo. Tal vez si hubieran consolidado el éxito basado en sus lanzamientos anteriores y hecho la transición a su nuevo sonido de una manera menos abrupta, la historia hubiese sido otra. No voy a afirmar que el álbum fue un éxito artístico o que es una especie de clásico olvidado, pero sí que a día de hoy es comparativamente mucho mejor que algunas de las escorias actuales y que 'Canterbury' contiene música que vale la pena escuchar.